Presentación de Ficciones Metalúdicas

presentacion ficciones metaludicas anapoyesis daniela lomartti

*Reproducimos este texto de Daniela Lomartti con su autorización. Publicado originalmente en el Especial no.5 de Revista Anapoyesis: Ficciones Metalúdicas 

Presentación de Ficciones Metalúdicas

El puente entre la literatura y los videojuegos no se reduce al hecho de que comparten a la narrativa como vehículo de las ideas plasmadas en papel o en gráficos. Antes bien, sabemos que la industria de los videojuegos alcanzó un mayor territorio y relevancia  en los últimos años. Los videojuegos están inspirados en la literatura, por ejemplo, Metro 2033 de Dmitry Glukhovsky (2009) y El Invencible de Stanislaw Lem (1964)  exploran las historias de ambos universos literarios desde la primera persona. También existen adaptaciones indirectas, tal es el caso de S.T.A.L.K.E.R: Shadow of Chernobyl (2007) inspirado en la novela Picnic Extraterrestre de los escritores soviéticos Arkady y Borís Strugatski (1971), el videojuego Alan Wake (2010) con una fuerte influencia de It (1986) y El resplandor (1977), ambas obras de Stephen King, finalmente; el videojuego Spec Ops: The Line (2009) se encuentra basado en el cuento El corazón de las tinieblas del autor Joseph Conrad (1899). Al revés, los videojuegos han influido en la creación de libros, por ejemplo, Halo: The Fall of Reach de Eric Nylund (2001), Bioshock: Rapture de John Shirley (2011) o de Deus Ex. Icarus Effect de James Swallow (2011). No obstante,  a diferencia de los universos literarios, los videojuegos tienen la peculiaridad de interactuar con los jugadores. En la historia de los videojuegos, podemos notar que introdujeron más elementos literarios y narrativos. Entre ellos: un conflicto más elaborado, una caracterización definida de los personajes con respecto a su personalidad y habilidades, y tramas con mayor complejidad son cualidades que, en su conjunto, le permiten al jugador intervenir en el desenlace del tejido de aquel mundo lúdico. Sobre esto, es posible mencionar los siguientes casos: Half-Life (1998) aborda las consecuencias de la invasión de un imperio interdimensional causado por un experimento científico. Por otra parte, Metroid (1980) nos traslada al universo de la cazarrecompensas Samus Aran quien intentará proteger a la galaxia de Piratas espaciales valiéndose del poder de criaturas llamadas Metroid;dichos personajestienen la capacidad de obtener energía de diversos seres vivos. Otro ejemplo es Starcraft (1998) que al principio fue el primer videojuego de la franquicia Warhammer 40K, pero tras la pérdida de los derechos por parte de Blizzard decidieron convertirlo en un videojuego propio con una estética de ópera espacial excepcional. En esta misma línea,  Metal Gear (1987) trata sobre el control que ejerce un agente de la CIA de nombre clave Solid Snake, quien se verá involucrado en una confabulación de conspiraciones globales y problemas existenciales; este juego se narra desde el personaje que posee el carácter del héroe y a través del cual nos sumergimos en la trama. Por último, No Man’s Sky (2016) es un juego en el que tomamos el rol de un viajero espacial que se encuentra dentro de una galaxia con millones de estrellas,  él deberá hallar el objetivo de su existencia durante la aventura sideral.

El númeroespecial es una iniciativa de Andrés Cerón Téllez, diseñador editorial de Anapoyesis Revista, quien propuso explorar el carácter ingenioso de los videojuegos y el potencial especulativo de la literatura de ciencia ficción.

Así pues, las minificciones que componen este número son un portal hacia la jugabilidad imaginativa. Las colaboraciones de Abraham Campos, Anita María Riquelme Suazo, el escritor y maestro mexicano Jorge Guerrero de la Torre nos conducen por senderos envueltos de misterio y de hazañas impetuosas; Emanuela del Prado, Lethum Et Excidium, Antonio A. Huelgas y Allan Leitón Solano abren posibilidades donde lo real sufre una imprevisible sacudida. Irving Jesús Carbajal Hernández, Osvaldo A. Patiño y Génesis García nos inducen a pensar en corporalidades peculiares que atraviesan nuestros deseos reprimidos. Finalmente, D. Basulto, Manuel Sauceverde y una propuesta de mi autoría buscan rastrear la grieta entre la realidad y la ficción.

Les invitamos a explorar regiones donde la imaginación es sólo el primer nivel de estas ficciones metalúdicas.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *